11 de abril de 2015

Forrar fácilmente un molde de torta

Tortas pegadas en el molde... A quién no le pasó? Aprender a cocinar es un camino minado de errores y desaciertos, pero cuando por fin te sale algo bien el orgullo es infinito.

Una de las primeras cosas que elaboré fue una tarta de ananá... Nunca la olvidaré! Para ese entonces no tenía a mano el video que hoy les estoy presentando, acerca de cómo hacer que tu torta, tarta, cheesecake o lo que sea que te propongas hacer no se pegue al fondo. Recuerdo que hice dicha tarta para el cumple de mi papá, y orgullosa la presenté dentro del molde en la mesa. Mamá me preguntó extrañada "por qué no la desmoldaba?". No era que no quería... No podía! Había usado un molde desmontable, así que metía cuchillo por todos lados tratando de soltar la base (no era como los modernos con cierre de cinturón). La cuestión es que tuvimos que sacar la tarta como se pudiera con una espátula (se destrozó toda) y papá, con toda su fuerza, no lograba destrabar la base de los lados. Terminó saltando arriba del molde y recién después de tres intentos se separó! La cuestión es que había mezclado el fondo de una tortera con los lados de otra, y al no coincidir se trancaron horrible!

Moraleja de la historia... Si hubiese puesto un disco de papel bien aceitado y enharinado, hubiese podido desmoldar la tarta igual.




La técnica funciona perfecto para los moldes con fondo liso, pero no dudes en escribirme para consultar por otros tipos.


9 de abril de 2015

La sopa que no te puede faltar

Poco a poco se va acercando el frío y el cuerpo me va pidiendo comida más calentita, más contundente. Dejamos atrás los licuados, las ensaladas, y nos vamos yendo a las sopas, los estofados. Siempre me gusta probar nuevas recetas pero hay algunas que se repiten incansablemente, como es el caso de la que les presento hoy:

4 ingredientes + 40 minutos = panza contenta; esa es la fórmula de la sopa de puerros y papa, voilá!